Pumardongo, en el Polígono Industrial de Baíña, es la escombrera donde la Térmica la Pereda, propiedad de Hunosa, vierte sus residuos sólidos, así como aquellos extraídos de las instalaciones mineras de Hunosa que no tienen otro aprovechamiento mercantil.

En el año 2.010 Hunosa le contrata a Ecocomputer la ejecución de un control de accesos conectado con el ya existente en el Lavadero Batán.

En el proyecto de licitación ya se habían contemplado dos zonas de actuación. Una, denominada zona A, como puerta de entrada, antes del paso a nivel con el ferrocarril, con objeto de que los vehículos pesados no tengan que detenerse en plena ascensión a la cumbre de la zona y lugar de vertido de los depósitos sólidos. Otra, denominada zona B, como puerta de salida, en la recta de salida de la instalación.

En esta instalación fue preciso realizar un acondicionamiento muy importante de la zona ya que estaba totalmente desprovista de iluminación, telecomunicaciones y canalizaciones. Debido a su naturaleza desatendida, las instalaciones del control fueron instaladas en una caseta de fábrica fija.

La instalación dispone de un sistema de videovigilancia IP que se gestiona 24x7 remotamente desde el control de seguridad de Lavadero Batán.


FaLang translation system by Faboba

Casos de Éxito